Formación Natural del Ozono

Los átomos de cloro o bromo destruyen las uniones del ozono, formando 
moléculas de oxígeno. Este proceso de destrucción es más rápido que la 
formación natural del ozono, con la consecuencia de la disminución del grosor 
de la capa de ozono. A mayor cantidad de átomos de cloro y bromo que 
llegan a la capa de ozono, más severamente se produce el afinamiento de la 
capa de ozono, dado que cada átomo de cloro o bromo produce muchas 
reacciones con las moléculas de ozono. 
No todos los productos compuestos de bromo y cloro tienen el mismo efecto 
en la capa de ozono. Por ejemplo, los CFC, que se degradan con la luz 
ultravioleta para producir átomos de cloro, pueden estar activos en la 
estratósfera por hasta 100 años, mientras los átomos de bromo del bromuro 
de metilo duran menos de 2 años en la estratósfera. Sin embargo, en ese 
tiempo, un átomo de bromo liberado por el bromuro de metilo puede destruir 
cerca de 50 veces más ozono que un átomo de cloro liberado por un CFC.  

LA CAPA PROTECTORA DE OZONO Y SU FUNCIÓN EN LA PRESERVACIÓN DE LA VIDA

El ozono es un gas que forma una capa protectora de la tierra, capaz de filtrar los rayos ultravioletas provenientes del sol. 
Cada vez que usamos desodorantes, insecticidas, fijadores, etc. En tarros de Spray, estamos contribuyendo a la destrucción de la capa de ozono. 
      Estos productos contienen CFC que son las sustancias que agotan la capa de ozono. La destrucción de esta capa permite el paso de mayor cantidad de rayos a la tierra, y eso puede ocasionar el aumento de lesiones en la piel, cataratas, envejecimiento prematuro, daños en el sistema inmunológico y hasta cáncer en el ser humano. 
      En las plantas, los rayos solares y, por lo tanto, el desarrollo de la planta se ve afectado. Las familias podrían ser responsables del 50% de este problema por el consumo cotidiano de productos en Spray que contienen CFC.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada